Descubriendo el Halloween

Actualizado: oct 30

El otoño es una de mis estaciones favoritas del año, el calorcito que se vive en la blanca Mérida nos empieza a dar un poco de tregua y las noches se sienten más frescas. Además, a finales de octubre e inicios de noviembre se vive una de las festividades más especiales de Yucatán: el Janal Pixán pero de esta les platicaré en otra entrada...


Sin embargo, algo interesante es que el inicio del Janal Pixán (31 de octubre) coincide con otra celebración, que la globalización ha permitido volver popular en todo el mundo: el Halloween o noche de brujas.


El Halloween tiene sus orígenes en la festividad celta llamada Samhain, una palabra gaélica que traducida al español significa "final del verano". La celebración coincidía con el fin de las cosechas e incluso se consideraba como el año nuevo celta. Se creía, además, que ese día (31 de octubre - 1 de noviembre) la barrera entre el mundo de los vivos y los muertos desaparecía, permitiendo a las personas convivir con sus seres queridos. Era común que las casas dejaran una vela encendida por cada difunto en la familia, colocaban comida fuera a modo de ofrenda, utilizaban máscaras y tallaban nabos y calabazas para así mantener contentos a los espíritus y evitar que les molestaran.


Sin embargo, con la llegada del cristianismo, la celebración se transformó en lo que conocemos como el Día de Todos los Santos, misma que el papa Gregorio IV ordena celebrar universalmente en el año 840. Los preparativos iniciaban la noche anterior al 1 de noviembre y a esa víspera se le conoce en inglés como All Hallow's Eve, que con el tiempo derivó en el término que todos utilizamos actualmente, Halloween.



Tras la inmigración irlandesa a Norteamérica hacia 1845, el Halloween se extiende y conserva algunas similitudes con sus orígenes. Tanto las calabazas talladas conocidas como Jack-O'-lanterns, como el trick or treat provienen de la leyenda celta que hablaba sobre un espíritu malévolo que visitaba todas las casas y pedía "truco o trato", se decía que de no hacer un trato la familia podía sufrir graves consecuencias. Por ese motivo es que se colocaban calabazas talladas, para ahuyentarlo.


Actualmente es común ver a niños disfrazados ir de casa en casa pidiendo dulces. Las casas suelen decorarse con el fin de provocar sustos o atemorizar hasta el más valiente visitante.


No debemos dejar de mencionar la gran influencia que ha tenido el séptimo arte con la difusión de esta fiesta en todo el mundo. Seguramente tú también recuerdas alguna película o serie en la que hayas visto una representación del Halloween y, por supuesto, no podemos negar que el Halloween puede ser la excusa perfecta para reunirte con tus amigos a ver películas de terror.


Y hablando de terror, justo de este tema platiqué con el maestro Antonio Flores hace unos días y además de explicarme por qué nos encanta escuchar historias de miedo aunque se nos ponga la piel chinita, me recomendó una serie de autores que han escrito grandes libros -algunos incluso llevados a la pantalla grande- que podrían ser tu compañía perfecta, sobre todo ahora que celebraremos Halloween sin salir de casa.



Cuéntame, ¿ya celebras Halloween?



© 2020 por Loyola Comunidad Educativa >>> Contacto: info@serloyola.edu.mx  >>>  Llámanos: +52 (999) 941-5454 / 55